Aire.fresCO

Empecemos

Posted by on 9.24.20

Nuestra convicción, es que pensando juntos y “CO”laborando con nuevas metodologías  para gestionar organizaciones, lograremos mejores resultados para todos.

Ejemplos de procesos improductivos:

  • Falta de información de gestión para la toma de decisiones en tiempo y forma.
  • Procedimientos de gestión poco claros y erróneamente sistematizados.
  • Faltantes de productos que demanda el Cliente.
  • Estrategia comercial extremadamente rígida, no se adapta rápidamente a los cambios de contextos (productos, mercados, logística, perfiles de clientes, agregados intangibles).
  • Áreas estancas, equipos de trabajo que no se interrelacionan o con falta de comunicación.
  • La cualificación de las personas que conforman el equipo de trabajo no es la adecuada para el contexto.
  • Crece la estructura de personal, pero no crece en igual o mayor grado la productividad de la empresa.

¿Por qué aplicar metodologías de mejora continua?

Mejorar en forma continua nuestra forma de trabajar, nuestros procesos, nos lleva a mejorar la productividad y los resultados.

Con la metodología adecuada y las herramientas de gestión correspondientes, podemos lograr grandes objetivos en pequeños pasos.

Cambiar nuestros patrones de trabajo buscando en forma diaria más productividad, nos otorga una ventaja competitiva difícil de imitar por cualquier competidor, sea grande o pequeño.

Nuestros equipos de trabajo aprenden a tomar decisiones innovadoras, a experimentar y a enfrentar contextos con alto grado de incertidumbre.

La tecnología es un servicio al personal y a los procesos, no la solución a nuestros problemas de gestión.

La mejora continua son patrones de conducta que se repiten en la empresa en forma diaria, con el objetivo de remover obstáculos que nos impiden ser más productivos, mejorando así nuestros resultados.

Mira nuestras ultimas publicaciones